Presentación del concepto de angustia en Kierkegaard, Heidegger y Sartre

La filosofía existencialista iniciará un proceso de subjetivización del pensamiento. Reflexionará desde la perspectiva del actor, en lugar de hacerlo desde el ángulo del espectador, como era tradicional de las filosofías anteriores. Dará prioridad a la existencia sobre la esencia y a la vida sobre l...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor Principal: Benito Millán, Claudia Marina
Otros Autores: Ruiz Castiblanco, Porfirio
Formato: Trabajo de grado (Bachelor Thesis)
Lenguaje:Español (Spanish)
Publicado: Filosofía 1995
Materias:
Acceso en línea:https://repository.urosario.edu.co/handle/10336/21100
Descripción
Sumario:La filosofía existencialista iniciará un proceso de subjetivización del pensamiento. Reflexionará desde la perspectiva del actor, en lugar de hacerlo desde el ángulo del espectador, como era tradicional de las filosofías anteriores. Dará prioridad a la existencia sobre la esencia y a la vida sobre la razón. Los existencialistas hacen un llamado al hombre singular para que no exista simplemente, para que su existencia no sea inauténtica, aunque el hombre descubra que al ser él un ser temporal-histórico y que al no poder escapar de esta temporalidad tenga la experiencia de su radical finitud en la que forzosamente descubre la muerte como límite de la finitud humana; no debe desesperar, antes bien, al tener conciencia de esta finitud que le sumerge en la angustia y que le enfrenta a la nada, va adquiriendo una existencia auténtica, pues, al vivir la angustia el hombre se despierta de todas sus falsas ilusiones y seguridades y se ve obligado a tomar por sí mismo decisiones, de esta manera actualiza su libertad. Es precisamente este el objetivo central del presente trabajo, mostrar como el pensamiento existencialista no se agota en la angustiosa y patética preocupación, sino que tiene y debe tener como fin colocar al individuo frente a su existencia, reivindicando su libertad, su posibilidad de poder, para así poder tener una existencia auténtica, en la que se hace autoresponsable de su posibilidad de actuar y de realizar su ser como ser en el mundo, como ser en relación con, pero sin perderse totalmente en él. Son tres los momentos que articulan el desarrollo del trabajo, cada uno de ellos corresponde a la exposición del concepto de angustia de los tres autores que he escogido como base, Sören Kierkegaard, Martin Heidegger y Jean Paul Sartre. Para la exposición del concepto de angustia tomo como referencia tres obras fundamentales de estos autores, estas son: El concepto de la angustia de Sören Kierkegaard, El ser y el tiempo de Martin Heidegger y El ser y la nada de Jean Paul Sartre. De igual manera utilizaré textos complementarios ya sean de los mismos autores o de comentaristas.